Páginas

viernes, 17 de diciembre de 2010

La danza más mágica vista en el cine

Ayer fui a ver una auténtica maravilla al cine. No, en esta ocasión no fue una película, sino esto:



Jamás había presenciado un espectáculo de ballet hasta entonces y, a pesar de que no fue en directo, mereció muchísimo la pena. Y no solo por la soberbia puesta en escena, la presencia de Gary Avis y sus trucos de magia o la prodigiosa ejecución de la danza árabe (una fantástica combinación de fuerza y plasticidad), sino, sobre todo, por esta bailarina:



¿Su nombre? Miyako Yoshida, quien, lamentablemente, se ha retirado de los escenarios este año que ya termina. Su interpretación del Hada de Azúcar fue sencillamente magistral, con unos movimientos limpios, técnicamente perfectos, a la par que graciles y armoniosos. Tanto ella como su compañero, el australiano Steven McRae (inconmensurable en el rol de príncipe, tanto por su enorme expresividad como por su brillante ejecución, digna de un bailarín principal del Royal Ballet de Covent Garden), fueron los que más aplausos recibieron en la Casa Real de la Ópera de Londres, amén de los que despertaron mayores admiraciones entre el público que me rodeaba. Y no es de extrañar. Ambos fueron capaces incluso de restar protagonismo a Clara ( Iohna Loost) y el Cascanueces, quienes, aun así, no desentonaron en una representación llena de magia, risas (¡cuán divertido es el baile del abuelo!), efectos especiales (y escénicos, donde debo destacar la inteligente manera de resolver el empequeñecimiento de Clara) y, cómo no, danza de primer nivel. Lo único que lamento es no haber visto a Tamara Rojo, nuestra insigne bailarina y Premio Nacional de las Bellas Artes, pero, por otro lado, pude descubrir a otro motivo para enorgullecernos, a saber, Laura Morera, quien no lo hizo nada mal como Hada de las Rosas.

Lamentablemente, sólo hubo un pase, así que no puedo recomendaros que vayáis a ver este ballet. Eso sí, si os interesa, en Amazon ya lo están vendiendo en Blu-Ray y DVD. Y, de verdad os lo digo, es una inversión que vale la pena... siempre y cuando os guste el ballet, claro ^_^

3 comentarios:

Ter0n dijo...

Aprovechando que ahora se acaba el año, te recomiendo que, si puedes,veas el "Concierto de año nuevo" de la filarmónica de Viena, que todos los años pone La 2 en el día de año nuevo. Seguro que también te gusta :)

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

Narya-Mithrandir dijo...

¿Pues sabes que había entradas hasta hace nada y que las tenían desde 10 libras?

Qué suerte tienen los londinenses ¬¬

Para otra, si nos enteramos con tiempo y no estamos pobres ¿hace un vueling? :P