Páginas

viernes, 4 de abril de 2008

El fin del mundo se acerca...

...O al menos eso asegura un científico español. Atención a la noticia, que no tiene desperdicio :P

"El laboratorio LHC tiene un 75% de probabilidad de extinguir la Tierra"

Es una crónica judicial que parece sacada de un libro de ciencia ficción. Un juez de Hawai, el 50º Estado de los Estados Unidos de América, tendrá que decidir si detiene los trabajos de un laboratorio europeo, el Large Hadron Collider (LHC) de Ginebra, cuya construcción costó más de 5.000 millones de euros y que trabaja sobre uno de los proyectos de física cuántica más ambiciosos del mundo. ¿La razón? Podría acabar con la humanidad, el planeta Tierra y parte del universo.

Dos científicos, el estadounidense Walter Wagner y el español Luis Sancho, han denunciado al Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN), que gestiona el LHC, al Gobierno de Estados Unidos, que aporta financiación, y a dos instituciones más que lo apoyan. Luis Sancho ha contestado las preguntas de ADN.es para exponer el sentido del proceso judicial y defender su teoría. Él se presenta como "un científico y escritor español del campo de la ciencia de sistemas" y dice ser "pionero a nivel internacional en el campo del tiempo cíclico y la cosmología".

La teoría de Luis Sancho expone dos riesgos fundamentales: cuando el LHC entre en funcionamiento -se prevé que en mayo de 2008-, podría crear un agujero negro que literalmente se tragara al planeta y podría originar una "materia extraña" que convertiría la Tierra en una estrella de neutrones sin vida tal y como la conocemos. Según Wagner y Sancho, la combinación de ambos peligros genera una probabilidad del 75% de que el LHC acabe con la Tierra. O, como explicó Sancho a la justicia estadounidense, "el CERN quiere que juguemos a la ruleta rusa con dos balas".

Es importante precisar que las posturas de Sancho y Wagner son muy minoritarias entre la comunidad científica. El físico Juan José Gómez Cadenas afirma por ejemplo que la hipótesis de ambos científicos tiene una probabilidad "menor que la de que un meteorito termine con nuestra especie". Una de las razones de este rechazo es que la tesis carece de formalización matemática, un cálculo básico que respalde su razonamiento.

La expresión más detallada de su teoría es un documento judicial, el affidávit que da fe de su denuncia ante notario. No obstante, el proceso judicial lanzado por los dos científicos ya ha abierto un importante debate en EEUU. Medios de comunicación como el diario The New York Times y el canal de televisión MSNBC han dado una amplia cobertura, confrontando la opinión de Walter Wagner con la de físicos más académicos.

----------------------------

Confío en que no destruyan el planeta antes de mi cumpleaños, que si no, menuda putada :P

2 comentarios:

iMeMiNe dijo...

Uuuuuh, el periódico ADN no me parece una fuente muy fiable. La noticia me recuerda a las sesudas hipótesis que databan el fin del mundo en el año 2000 por inundaciones, cataclismos, plagas y cosas así. Lo que son es ¡unos cenizos! y encima malos, como las videntes de madrugada... Que de tanto dar fechas terminarán por acertar en alguna seguro. Eso sí, dentro de mucho mucho tiempo :)

Arwen Undómiel dijo...

Jajajaja... Visto lo visto la de barbaridades que hacen los jueces americanos... Capaz de que declaren a los científicos en busca y captura en EEUU.