Páginas

martes, 5 de julio de 2011

¡No te aguanto!

A lo largo de mi vida, siempre ha habido personajes en la televisión cuya presencia no he podido soportar de ninguna manera. No, esta vez no me refiero a los Jorge Javier, Belén Esteban y compañía, sino a aquellos ficticios que, en las series, se volvían completamente inaguantables; hombres, mujeres y criaturas de toda índole que, con su comportamiento o su forma de ser, me acababan "sacando de mis casillas", haciéndome desear abofetearles hasta dejarme la mano morada, o agarrarles del pescuezo estilo Homer Simpson. Y no son pocos los que han puesto a prueba mis "nervios" :P Veamos una "pequeña" selección:

HELEN LOVEJOY
Cuando la pobre mujer de Ned Flanders "palmó", inmediatamente me pregunté: ¿Y por qué narices no se han cargado a la mujer del reverendo Lovejoy? Maude tendría sus defectos, no lo niego, pero no era ni de lejos tan insufrible como esta sempiterna cotilla, que no para de meterse en corrales ajenos cuando tiene su casa tan sucia como la de los demás, o incluso peor (a Bart todavía no le han expulsado de tantos colegios como a su hija Jessica, que también se las trae). No deja de mirar por encima del hombro a todo el mundo, juzgándolo y haciéndose la santa, cuando ella misma no ha sabido criar a su hija y ha recurrido a la mafia y a métodos poco cristianos para lograr sus objetivos (¿O no os acordáis de cómo trato a Marge en el club de las inversoristas?). Por gente como esta siempre he deseado que exista el Bolgia 6 del octavo círculo del Infierno de Dante :P

LA FAMILIA GRIFFIN
El gran motivo por el que jamás me ha terminado de convencer Padre de familia es, precisamente, la familia protagonista, con las excepciones de Brian y Stewie. Peter, para mi gusto, es excesivamente retrasado y grosero (es decir, tiene todo lo malo de Homer y nada de lo bueno, y encima multiplicado por mil); Lois es demasiado marisabidilla, dándose en ocasiones unos aires que nunca sé a cuento de qué vienen (pasó de vivir en una mansión a apenas poder pagar las facturas, viviendo con un gordo fracasado, violento, bebedor, vago y descuidado en todas sus labores como adulto. ¿De qué narices te pavoneas entonces, muchacha?); Chris es el colmo de la estupidez, y no aguanto a la gente taaaaan idiota; y Meg... Sencillamente me da coraje que no les pegue a sus padres y al imbécil de su hermano las dos tortas que se merecen. ¿Se supone que estos estereotipos exagerados han de ser graciosos? Pues yo nunca les he encontrado la gracia, la verdad.

GLUTTONY
Desde el primer momento que le vi en Full Metal Alchemist, supe que este personaje me iba a caer gordo (y nunca mejor dicho). Como ya he comentado con respecto a Chris y Peter, mi tolerancia a la estupidez tiene un límite, y este homúnculo lo rebasó con creces. Sin embargo, no sólo le detesto por tener la cabeza llena de serrín; sino también por el inmenso asco que me producía su ansia de comerse a las personas y a las diferentes criaturas del anime. Durante todos los capítulos de la serie, deseé con toda mi fuerza que Ed le arrancara la cabeza de un tajo, pero se escapó indemne, lo que todavía no soy capaz de entender. Creo que en el manga su destino es distinto y "palma"; a ver si me lo leo y me saco esa espinita de una vez :P

LAS MUJERES THORNTON
Y pasemos a personajes más reales y/o realistas con estas dos mujeres procedentes del mundo de True Blood, a cada cual más detestable. En el caso de Lettie Mae, su adicción al alcohol no me parece suficiente excusa para la cantidad de chorradas que llega a hacer. No en vano, hasta llega a poner a su hija en verdadero peligro tan sólo por reconciliarse con ella, si bien es cierto que gran parte de culpa de esto último la tuvo Tara, cuyos niveles de insoportabilidad no se encuentran ya en la escala. Y es que no para de pelearse con toda la gente que la ama, los echa de su lado, se comporta como una histérica sin necesidad en multitud de ocasiones, es manipuladora e irresponsable, jamás mide las consecuencias de sus actos y llega a jugarse la vida de forma absurda para, al final, no lograr nada de nada (véase el rescate de Eggs de la segunda temporada). Si a todo esto le unimos su "dulce y afable carácter" (no hay capítulo en el que no termine gritándole a alguien), creo, sinceramente, que poco más me queda por alegar. Me alegraré el día que los guionistas decidan "quitársela de encima" y darle un papel más secundario, como sucede en los libros.

SERGIO ANTÚNEZ
Uno de los muchos motivos por los que dejé de ver Siete vidas fue la aparición de este patético personajillo en la serie. A todo el mundo le caía de maravilla, pero yo, directamente, no podía con sus aires de (patético) ligón, sus bromas sin sustancia y su tendencia perenne a hacerse el gracioso y el "listillo" delante de todos los demás. Huelga decir que tampoco comulgo con el Santi Millán real, que es prácticamente calcado a este personaje, que conseguía que deseara tener una pinza depilatoria para, pelo a pelo, raparle al cero la cabeza cada vez que soltaba una de sus patochadas ¬¬

ILITHIA
Mi más reciente incorporación a esta lista procede de la serie Espartaco: Sangre y arena y, en cuestión de pocos capítulos, ha conseguido que la odie como en mi vida lo he hecho. Lógicamente, es un personaje diseñado para que nadie la trague, que cumple a la perfección con el canon de antagonista, pero no aguanto la manera que tiene de manipular a todo el mundo para fastidiar al pobre de Espartaco. Y no me refiero a un par de latigazos y ya está, sino a joderle la vida a base de bien, haciéndole combatir a muerte con su mejor amigo y cosas por el estilo. ¡Y eso que Espartaco no le había hecho absolutamente nada! Eso sí, tengo que reconocerle a la actriz el mérito extraordinario que tiene en la serie, puesto que se supone que no es la principal villana y, al final, acaba eclipsando a todo el mundo, incluso al archiconocido Craig Parker, aunque, como resulta obvio, eso no impide que deteste a su personaje :P

ALBERTO MARTÍN
Si tuviera que definir al prototipo de niñato pijo de los 90 con dos palabras, ésas serían Alberto Martín. Los más veteranos del lugar lo reconoceréis de Médico de familia, la serie de Emilio Aragón que estuvo arrasando durante años en Telecinco. Aunque, en líneas generales, el 'show' me gustaba bastante, en cuanto llegó Alberto, la cosa cambió por completo. Y es que este A.A. (adolescente agilipollado) se convirtió en uno de los pilares argumentales de varias temporadas de la serie, merced a su insolencia (no una realmente preocupante, sino las típicas tonterías adolescentes, que se resuelven con una buena colleja), su inexistente sentido común y sus constantes coqueteos con el alcohol y las drogas, lo que traía consigo que, cada dos por tres, el doctor Martín y su familia tuvieran que sacar al chaval de diversos atolladeros... volviendo éste a meterse en un nuevo jardín poco después. Y cada vez iba a peor. No entendía cómo no le daban dos buenas tortas para quitarle las tonterías de la cabeza y, claro, tanto va el cántaro a la fuente que... Acabó provocando un accidente de coche, dejando en silla de ruedas a su mejor amigo, un chaval encantador que no se merecía que le pasara eso. Sí, lo sé, todo iba de acuerdo con el guión para mentalizar al chavalerío de la época sobre los accidentes y tal, pero, ¿por qué no se rompía la columna él? ¡Y encima se llamaba como yo! Para un Alberto que había en televisión y tenía que ser así...

ABUELA IDA
Para aquellos que hayan visto Malcolm, esta vieja bruja les sonará, y mucho. Se trata de la madre de Lois, la que, a su vez, era madre de Malcolm y sus hermanos. Y si ya Lois era pesada como un cachalote, ¡qué decir de su madre! Esta arpía, a diferencia de los demás personajes de la serie, no mostraba ni un solo atisbo de humanidad. En cada capítulo que salía, no sólo exhibía la misma intolerancia y tendencia a la histeria de su hija Lois, sino que, además, hacía la vida imposible a todo el mundo con sus maquiavélicos planes, estando a punto de desahuciar a su familia de su propia casa, agrediendo a la gente, destrozando las cosas de los demás, drogando a gente para engañarla... No niego que, en ocasiones, resultaba divertido ver cómo les jorobaba, pero llegaba un momento en que saturaba tanta mala sangre y deseabas que la Parca se la llevara bien lejos.

CHUS
¿Alguien del lugar recuerda Hermanos de leche? Era una comedia que trataba sobre la vida de dos hombres divorciados que, en su día, compartieron nodriza y que ahora se reencontraban, decidiendo vivir juntos. Se supone que tenían que ser algo así como La extraña pareja a la española, pero Juan (Echanove) no era más que un 'pringao' que daba más lástima que risa, mientras que Chus (Coronado)... ¡Cómo detestaba a ese tío! Chulo, déspota, egoísta, egocéntrico... ¡Lo tenía todo! No recuerdo que jamás hiciera algo en beneficio de su hermano, sólo pensaba en él y en su... Bueno, ya me entendéis :P Era, en esencia, un niñato con muchos pelos en los... ahí, vaya, y no lo podía ni ver. De ahí que, cada vez que terminaba de cenar los domingos por la noche, me fuera a leer a mi cuarto: ¡todo con tal de no escuchar sus mamarrachadas!

LA PAREJA COLE-PHOEBE
Si Embrujadas se fue un poco a pique no fue tanto por la marcha de Prue, la super-bruja (que también), sino por cómo esta empalagosa pareja acabó absorbiendo por completo el argumento de una temporada tras otra. Al principio resultaba interesante ver cómo un demonio seducía y se enamoraba de una de las hermanas Halliwell, pero llegó un momento en que esta relación se volvió predecible y "cansina". No en vano, su historia se repetía una y otra vez: Cole se vuelve malo-Phoebe se preocupa por él-Cole regresa y trata de acabar con las hermanas-Phoebe lo ignora todo-Cole se vuelve bueno gracias al amor de Phoebe-Y volvemos a empezar. Y todo salpicado con constantes e insufribles "¿Y Cole?", "¿dónde estará Cole?", "espero que Cole esté bien" y así un gargantuesco etcétera. Me recordaba a horrores a la propuesta de Homer de que, cada vez que Poochie no estuviera en escena, Rasca y Pica dijeran: "¿Dónde está Poochie?". Y, por supuesto, del resto de hermanas nada más se supo, salvo en los pequeños escarceos que Phoebe les dejaba, entre suspiro por Cole, beso por Cole y lágrima por Cole. I puke rainbows!!!

RACHEL GREEN
Desde el momento en que Brad Pitt comentó, en cierto capítulo de Acción de Gracias de Friends, que había creado un club llamado 'Odio a Rachel', no lo dudé ni un segundo: yo me tenía que unir a él. Y es que no hay personaje más niñato en esa serie que Rachel. Caprichosa, egoísta y desconsiderada, jamás piensa en los sentimientos de los demás y sólo puede centrarse en lo que ella quiere, cuando ella quiere y como ella quiere. No existe nada más. Cada día me fastidia más cómo trata de jorobarle a Ross su boda con Emily (ADORABA a Emily) porque cree que le ama, para luego, al segundo capítulo de la siguiente temporada, decir que no, que se le ha pasado y que no es así. ¡Y eso después de haberse pasado un año entero dando la brasa con Joshua! Pero muchacha, ¿dónde tienes la cabeza? ¿Por qué no dejas de jugar con los sentimientos de la gente y te centras de una maldita vez? Tampoco me olvido de cómo sabotea más de una relación de Ross, cómo le humilla cada vez que le viene en gana, cómo casi se marcha de EE.UU. con su hija en común, dejando colgado a Ross... Tampoco es que adore a Ross (al que muchas veces también abofetearía), pero leches, es que ella juega con él a su antojo y eso no me parece nada bien. ¿Mi único consuelo? Que aprendí de todo esto y mandé a mi Rachel particular a paseo hace muuuucho tiempo.

ROBIN SCHERBATSKY
La Rachel del siglo XXI, sin lugar a dudas. Robin comparte, en esencia, las características psicológicas de la niña pija de Friends, con la salvedad de que la canadiense, al menos, es algo más despabilada (lo cual no era muy difícil: Rachel es 'pava' como ella sola). Con todo, eso no es óbice para el pueril e inmaduro comportamiento de Robin: tan pronto quiere comprometerse como, al segundo, huye del compromiso; juega, primero, con los sentimientos de Ted, al que no deja de marear hasta que lo abandona, y después con los de Barney, con el que espero que no se case al final de la próxima temporada; y es una superficial de cuidado. Además, últimamente es un personaje que no aporta nada para ser una de las protagonistas. Intentaron colocársela a Barney, y casi 'mata' al gigolo que encarna Neil Patrick Harris; luego quisieron juntarla con un compañero de trabajo y nada; y a día de hoy no hace nada más que "lucir palmito", sin contribuir al desarrollo de las tramas de sus compañeros, ni nada por el estilo. ¿Por qué no la mandan ya para el Congo como reportera? A fin de cuentas, ¿no era ése su deseo, vivir grandes aventuras por el mundo? Pues ya está tardando en coger las maletas.

Y vosotros, mis queridos lectores, ¿a quiénes le tenéis manía? Espero vuestras respuestas en los comentarios ^_^

13 comentarios:

Selerkála dijo...

Debo empezar disculpándome por mi "ignoracia", pero a la mitad de los que has analizado, no los conozco. Y a algunos otros como el chio de "Médico de Familia" mi memoria a preferido olvidarlos. Me tendré que poner al día, jejejeje.

Estoy de acuerdo en que Helen Lovejoy es odiosa. Pero discrepo en cuanto a Padre de Familia, a mi me parecen de una crítica irónica tremendamente graciosa. Rachel de Friends es genial. De hecho todos los personajes de esa serie tienen un cachito de mi corazón "pa siempre". jiji.
Y en cuanto a la pareja Phoebe y Cole...Puede que sea un tema algo repetitivo, pero no creo que en ningún caso el final de la serie llegase por esa trama. Fueron 8 temporadas, y eso es mucho decir para una serie de entretenimiento. Además, el final llegó mucho después de esta historia.
Pero en el tema de Embrujadas tampoco puedo ser muy objetiva, porque es de mis series favoritas, vaya usté a saber por qué. Y podría comentar largo y tendido sobre ella.:)

Besicoooos.

Elena Elexia dijo...

Dios como te comprendo con Glutony y con Ilithia sadfasfgdsfhsdgh los odio!!!!!!!! sin embargo a mi Rachel me encanta, junto con Chandler es la que más me hace reir de los 6 xDDDD

Alberto Zeal dijo...

¡Buenas! No te creas, a mí Embrujadas también me gustaba, y muchísimo, aunque prefiero las temporadas de Prue, la verdad (una pena que la Doherty sea tan creída...). Lo de Cole y Phoebe, insisto, se repitió en exceso para mi gusto, y quitó cierta gracia a una serie que trataba de las aventuras de tres hermanas, no de las de una con su demonio y las otras dos de complemento circunstancial de compañía...

En lo de Padre de Familia, yo que sé, será que no le encontré jamás el punto, salvo a Stewie y Brian, que me encantan XD

Alberto Zeal dijo...

¡Menos mal! ¡Alguien que también ha visto Espartaco! XD ¿Tú también la odiaste a muerte tras lo de Varro, o soy el único que le dio pena ese momento?

Veo que estoy en minoría con Rachel, pero no me pienso achantar :P Lideraré en solitario mi cruzada XD

P.D.: Seler, estoy abierto a debate sobre Embrujadas cuando quieras ^^

Elena Elexia dijo...

la odie a muerte desde el capitulo 1 xDDDD cuando va a ver a su esposo allí en la carpa aquella, me parecio una pija repelente

Estelwen Ancálimë dijo...

No veo mucho la tele, de forma que hay muchas series que comentas que no conozco, pero ahí va mi comentraio :-)

-Sobre "Los Simpson" y "Padre de Familia" estoy de acuerdo contigo (aunque en "Padre de Familia" me caen mal todos, así en general, por esa nunca la veo).

-En "Embrujadas", el rollo Cole-Phoebe la verdad es que acabó siendo cansido. A mí me fastidió especialmente que cuando todo se había solucionado y Cole se había vuelto bueno retorcieran la tuerca conviriténdole en La Fuente. ¿A qué santo viene eso? Tendrían que haberle dejado como estaba: bueno redimido y punto.
Pero a la que no puedo tragar de "Embrujadas", a la que NUNCA pude tragar, es a Piper. ¡Qué niñata más odiosa! Quejica, histérica y pelma a más no poder, siempre amargada y comiéndose la cabeza con que "es que quiero tener una vida normal", "es que mi amor por Leo es imposible". Así en TODOS los capítulos. Cada vez que aparecía me daba dolor de cabeza. Me daban ganas de sacudirla y decirle que se relajara un poco.

-De "True Blood", no soporto a Sookie. Es más, por culpa de ella no pasé de la primera temporada. ¿Cómo voy a ver la serie, por guapos que sean los vampiros, si no soporto a la protagonista? Otra quejica histerica, estúpida, inconstante, caprichosa y egoísta, tanto que me pregunto qué diablos ve Bill (bueno, y Sam, y Eric...) para estar tan colados por ella. Yo no la aguantaría a mi lado ni un minuto.

-Y, si contamos con "Juego de Tronos", muerte a Cersei, a Jaime, a Joffey, a Gregor Clegane "La Montaña" y a Walder Frey.

Nicasia dijo...

Uffff cuanta gente que no conozco...pues yo odio al 11º doctor. Mejor dicho odio al guionista, no me gusta ni la personalidad del doctor ni sus sidekicks...no me gusta nada de nada.

Alberto Zeal dijo...

Rielle, pijus repelentus, hablemos con propiedad, que si no los íncubos trataron de violarnos cual Crixo subido en Lucrecia :P

Estelwen, tienes razón, Piper llega también a ser un incordio. Para mi gusto, quizá el personaje se encasilló demasiado rápido, aunque claro, alguien tenía que hacerle el contrapunto a las otras dos hermanas. En cuanto a True blood, deberías darle otra oportunidad: Sookie mejora con los años ^^

Nicasia, estoy totalmente de acuerdo contigo: ¡muerte a Moffat!

Elena Elexia dijo...

Pes mírate la precuela por favor, encontrarás a otra tia petarda amiga de Lucrecia que odiar xDDDDDDD

Alberto Zeal dijo...

Ya la he visto ^^ ¡Gannicus mola mil!

Elena Elexia dijo...

A mi me mola más Crixo pelo largo y barba xDDDDDDD

Ter0n dijo...

Lo de Gluttony es muy discutible. Hay que entenderlo. En el manga mejora más.

Como en todas las listas, de acuerdo con algunos, en contra de otros. Lo normal :p

PD: Nuevamente norawena por eso ;)

M dijo...

lowea

Estas entradas con bilis tienen su encanto XD