Páginas

sábado, 30 de abril de 2011

Por un Doctor olímpico

Supongo que la gran mayoría de vosotros, mis queridos lectores, conoce al Doctor Who, pero, para aquellos a los que no os suene de nada, os pongo en situación. Doctor Who es una de las series de televisión más legendarias de la BBC británica, con 32 temporadas a sus espaldas, que narra las aventuras del Doctor, un excéntrico extraterrestre que puede viajar a través del tiempo y el espacio gracias a su nave, la TARDIS, debiendo resolver en cada uno de los destinos a los que va un dilema que, por lo general, pone en peligro la misma existencia de la raza humana. Aunque en España no es demasiado conocida, en el Reino Unido, Estados Unidos, Australia y otros muchos países el 'show' ha tenido un éxito arrollador, sobre todo en los últimos años merced a la excelente labor de David Tennant interpretando al Doctor.

Pues bien, la fama de esta serie y del Doctor que encarna Tennant es tal que, a día de hoy, hay una propuesta para que sea el actor escocés, caracterizado como este personaje, el que encienda el fuego olímpico en los Juegos que acogerá Londres el año que viene. ¿Y cómo ha surgido esta idea? En la primera temporada de Tennant, el Doctor viajaba hasta Londres para ver los Juegos. Hacia el final del capítulo, el último relevista caía misteriosamente agotado, quedando la antorcha tirada en el suelo... hasta que el Doctor llegaba corriendo, la cogía y prendía, dentro del estadio, el fuego sagrado que da comienzo a las Olimpiadas.

Como la organización de Londres 2012 ha señalado que la ceremonia de inauguración va a estar basada en la cultura pop británica del siglo XX (de la que el Doctor es un icono sin lugar a dudas) y que será mucho más humilde que la de Pekín, todos los fans del Doctor han sugerido que sería un detalle simpático y muy "british" que Tennant llegase al estadio olímpico y encendiese el Fuego, tal como ocurre en la serie. La petición ya circula por Internet, y os pediría a todos que la firmaseis en esta página web, puesto que realmente sería una gozada que ocurriera eso en Londres'12.



Como diría el Doctor: Allons-y! ¡Todo el mundo a firmar! ^_^

22 comentarios:

iMeMiNe dijo...

Oh, querido Alberto, acabas de alegrarme la mañana. Que Tennant hiciera el último relevo sería magnífico, fascinante xDDDD Voy a firmar ahora mismo y a enlazarte en mi facebook para que lo vea mucha gente :P

Findûriel dijo...

Aunque estaría genial para los fans... ¿no sería quitarle la oportunidad a un atleta o deportista británico que se merezca el tremendo homenaje de encenderla?

Alberto Zeal dijo...

Vamos, Mónica, casi siempre es un atleta el que la enciende. Y para que la encienda Beckham, la verdad, prefiero que sea el Doctor. Sería un detalle muy singular, único y muy británico, que haría inolvidable la ceremonia de inauguración si se trabajara adecuadamente con la realización y un poco de magia para que el Doctor apareciese y desapareciese con su TARDIS. Ten presente que, en espectacularidad, no van a igualar en la vida la puesta en escena de los chinos en 2008. Con el Doctor se garantizarían un punto de originalidad que la destacaría, eliminando posibles (y odiosas) comparaciones con lo exhibido en Pekín.

Findûriel dijo...

El encendido de la antorcha que, no olvidemos, abre un evento deportivo internacional, no debería concederse a nadie que no sea deportista. De hecho, que te hagan encender la antorcha me parece, aparte de simbólico, un honor para un deportista.
La verdad, hay tantos y tantos profesionales del deporte sin reconocimiento a sus méritos, a su trabajo y a su carrera, que poner a un actor a encenderla simplemente porque en un capítulo de su serie lo hacía, me parecería una injusticia. Lo siento.

Findûriel dijo...

Si yo fuera un deportista inglés, estaría en contra. Veo que hace casi 60 años que el encendido del pebetero se ha convertido en un medio de homenaje a los grandes deportistas del país, junto con una fuerte carga simbólica implícita a mucha ...s de sus apariciones. Es una fiesta del deporte. No lo veo lógico, y creo que sería romper algo que, para los atletas, es a veces el único reconocimiento a nivel mundial que reciben en sus vidas y sus carreras.

Alberto Zeal dijo...

Te comento lo mismo que en Facebook. La ceremonia de inauguración de los Juegos nada tiene que ver con el deporte. Es, desde hace muchos años, un espectáculo, en el que cada país ha dado cabida a todas las artes posibles. Londres no puede competir con China en espectacularidad, y se tiene que ganar al público con detalles. Éste sería uno muy significativo, puesto que el Doctor es un icono bastante importante de la cultura popular británica. Al mismo tiempo, si no va a haber una gran inversión en efectos ni puestas en escena, este detalle les viene al pelo, pues es barato y fácil de realizar.

¡Ya tendrán los deportistas su oportunidad de ser reconocidos en sus deportes dentro de los mismos Juegos! Además, te recuerdo que no siempre un gran atleta ha encendido la antorcha. En Barcelona, por ejemplo, el arquero no era, ni mucho menos, un deportista de elite; pero se sacrificó el homenaje al deportista por la espectacularidad. Y creo que nadie tuvo queja en ese sentido.

Alberto Zeal dijo...

Y desde hace años, Mónica, ha habido más bailarines, actores y cantantes que deportistas en la ceremonia de inauguración. Es un espectáculo desde hace años, en el que los deportistas tienen un papel muy secundario. La razón es obvia: ya son los protagonistas dentro de los Juegos. Desde que sigo las Olimpiadas, la ceremonia no ha sido un despliegue de deportistas, sino de espectáculo, luz, sonido, música, acrobacias, fuego... De todo menos deporte. Que Tennant encienda la pira no desentonaría en modo alguno.

Findûriel dijo...

Pues qué dolor... lo dicho, y en España ¿quién la enciende? ¿La Pantoja?
Yo he seguido un buen puñado de aperturas (recuerdo la de Atenas, por ejemplo, empapelando el salón de mi casa), y como te digo los que han encendido hace casi 60 años el pebetero han sido deportistas (me cito): "junto con una fuerte carga simbólica implícita a muchas de sus apariciones". Pregúntate si el arquero de Barcelona sólo lo eligieron por la espectacularidad... o más bien por dar visibilidad a los paralímpicos. Deporte.
Y, como te dije, me voy a comer. Luego vengo :)

Alberto Zeal dijo...

Antonio Rebollo no era, en modo alguno, un deportista reconocido. ¿Homenaje al paralímpico? Es posible, pero, ¿quiénes saben que era paralímpico? Por el contrario, ¿quién se acuerda de la espectacularidad de la imagen? Lo que se buscaba, por mucho que te enceles, era lo segundo. Era la imagen, puesto que, en esa época, lo que se quería vender era eso: la imagen de una España capaz de hacer algo grandioso e inolvidable, como así fue.

Te recuerdo otro caso: Montreal 1976. Los que encendieron la antorcha no participaron en los Juegos, ni eran deportistas reconocidos, sino que eran dos adolescentes que encarnaban las dos partes de Canadá, la francófona y la anglófona. Y se les escogió precisamente por eso.

Segundo, por la regla de tres que tú aplicas, toda la música, los efectos y la parafernalia de las ceremonias recientes sobrarían. Te recuerdo que, en sus orígenes, las ceremonias consistían en la entrada de los equipos olímpicos nacionales, el encendido del pebetero, el juramento y los discursos correspondientes. Punto. La única música que sonaba era la del himno, y para de contar. Pero los tiempos cambian y, gradualmente, las ceremonias han ido incorporando muchos elementos no deportivos en su desarrollo. A día de hoy, los deportistas tienen escaso peso en la ceremonia, salvo en el juramento, que es obligatorio que lo presten ellos, y el desfile de equipos olímpicos.

Por tanto, que un actor que encarna a un personaje mítico de la cultura británica (el cual representa notables valores como la constancia, la lucha por la paz, la resolución de conflictos con la inteligencia en vez de con la fuerza y la tolerancia) encienda la antorcha no sería, en absoluto, una nota discordante. Sólo sería una evolución más de la ceremonia.

Y francamente, me repito: es mejor el Doctor, por todo lo que he mencionado, que Beckham, un deportista mediocre, que no ha ganado nada a nivel internacional, que no es olímpico y al que seguro que recurrirán porque es de Londres, es muy famoso y ya estuvo en la ceremonia de clausura de Pekín, ayudando a recoger la bandera olímpica para Londres. Eso SÍ sería triste.

Findûriel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Findûriel dijo...

Me repito de nuevo:
"junto con una fuerte carga simbólica implícita a muchas de sus apariciones"
Lo primero, también yo sé usar google xD Lo segundo, el deporte (y las olimpiadas en especial) siempre se han enorgullecido de representar valores más allá de las nacionalidades. Estos dos adolescentes representaban la unidad de las dos partes de Canadá más allá de las fronteras lingüísticas GRACIAS AL DEPORTE, que no entiende (idealmente) de razas, ideologías o política. Por ello mismo, no sé si te acuerdas de Corea/las dos Coreas en aquel desfile inaugural, o la ovación al equipo olímpico de Eritrea en sus primeras olimpiadas...

Francamente, aunque Beckham recogiera el relevo (y creo que precisamente por ello) no creo que sea quien encendiera el pebetero. En eso creo que puedes estar tranquilo. Pero que lo encendiera alguien ajeno al mundo del deporte me parecería sacar los pies del tiesto, lo mismo que si lo encendiera, como te dije antes, La Pantoja, Belén Esteban o Fraga.

Findûriel dijo...

He tenido un momento de lapsus con la silla de ruedas xD Recuerdo a Rebollo en silla de ruedas y no sé por qué (cuando realmente lleva zapatos ortopédicos)

Pero creo que es lo menos importante, ¿por qué Rebollo y no otr arquero español? Precisamente por lo que te he comentado, por ser paralímpico. No sé si en otras olimpiadas se ha dado tanta visibilidad a las paralimpiadas como en las de Barcelona, pero yo me acuerdo hasta de la mascota...

Alberto Zeal dijo...

Por partes:

- ¿En qué momento se veía la silla? Porque yo no la veo: http://www.youtube.com/watch?v=N42BivbrUC4 Me repito: la gente no recuerda el detalle del paraolimpismo; recuerda la imagen. Haz la prueba y lo comprobarás por ti misma.

- Segundo, yo no he usado Google para lo de Montreal. Lo sabía. Sé mucho de historia olímpica, porque me encantan los Juegos.

- Tercero, no representaban ese valor gracias al deporte; lo representaban sin más. La unión de culturas se entiende como un valor olímpico, y el encendido de la antorcha lo pueden realizar todo tipo de personas que encarnen o el movimiento o los valores que los Juegos representan, como era este caso en particular. Y por supuesto que me acuerdo de las dos Coreas desfilando juntas. Es parte de esa simbología, pero no gracias al deporte, sino a los Juegos y lo que éstos simbolizan, que no es exactamente lo mismo.

- Cuarto, Becks tiene muchas posibilidades, puesto que, como ya te he comentado, es de Londres, es una figura mundialmente reconocida y ya estuvo participando activamente en la ceremonia de clausura de Pekín'08 como representante de Londres'12. No es nada descartable. Es más, es totalmente plausbile.

- Quinto, y repito, si ese gesto simpático no tiene cabida porque los protagonistas tienen que ser los deportistas, que quiten coreografías, puestas en escena, canciones, acrobacias y demás que NO es deporte. Si tenemos que ser puristas, la ceremonia es la que es, y todo eso, ajeno al deporte, no debería mantenerse.

- Sexto, comparar a David Tennant, un actor de notable reputación en el Reino Unido, con Belén Esteban sí me parece sacar los pies del tiesto.

Findûriel dijo...

No sería David Tennant, sería el Doctor Who. Esta mujer tiene el share que quiere y más, y se ha erigido en símbolo de muchas personas en España.
Las ceremonias de apertura se han convertido en ceremonias que no encarnan el deporte (o no sólo eso) sino el PAÍS donde se desarrollan los juegos.

Y todo lo anterior, la separación entre juegos y deporte que has hecho (que no comprendo del todo, pero bueno) sigue apoyando mi tesis.

Es mi opinión, tú tienes la tuya. Harás lo que quieras para apoyar esta iniciativa, yo seguiré pensando lo mismo. Espero que si gano algún Gandalf en el futuro no sea porque hago buenas fotos xD

Alberto Zeal dijo...

Mónica, cuando te encelas, te encelas, ¿eh? Siento decir que pierdes toda la razón con tanta cabezonería de niño pequeño. A ver, el Doctor no representa en absoluto lo mismo que Belén Esteban. Tennant es un actor de bastante prestigio (Royal Shakespeare Company, por ejemplo) que encarna a un personaje que simboliza, te repito, la constancia, la lucha por la paz, la resolución de conflictos con la inteligencia en vez de con la fuerza y la tolerancia. Todos esos son símbolos de los Juegos y, como tales, legitimarían un encendido por parte del Doctor. Belén Esteban, por el contrario, no simboliza nada parecido, y ahí sí sería ridículo. ¿El Doctor representa a Gran Bretaña? Sí. ¿Belén a España? Lamentablemente también, pero son casos totalmente opuestos. No entiendo cómo no te das cuenta.

Yo francamente tampoco entiendo por dónde quieres ir con tus argumentos, pero me da que no estás leyendo detenidamente nada de lo que he escrito. Te lo repetiré: los Juegos tienen, desde hace años, elementos no deportivos en sus ceremonias de inauguración, que han robado protagonismo a los mismos deportistas. Por tanto, la aparición del Doctor no sería descabellada, dado que es un icono de la cultura británica que encarna algunos de los muchos valores olímpicos. Tú te amparas en que el encendido no debería hacerlo alguien que no sea deportista; yo te digo que los encendidos los puede hacer alguien que no lo sea, siempre y cuando represente los valores de los Juegos. Y si el Doctor los encarna, ¿qué habría de malo en ello? Creo que no es tan difícil de entender, sinceramente. Otra cuestión diferente es que tú quieras una ceremonia a la antigua usanza... Pero eso ya es harina de otro costal.

No se si ganarás un Gandalf, pero lo que tengo claro es que no ganarías un concurso de debate, puesto que tu cabezonería te impide ver más allá de tus propias narices, recurriendo al final a argumentos bastante pueriles para despreciar ideas que no son las tuyas. Para ser una persona que ha escrito en contra de la intolerancia, eres muy cerrada de mente, la verdad. Me sorprende muy negativamente.

Findûriel dijo...

Con esta última disertación me dejas claro que:
1. No te vas a bajar del burro. Lo alabo, cuando uno tiene una idea y está convencido de ella, debe explorarla y defenderla.
2. No aceptas que yo no me baje del mío. Me sorprende. Pensaba que esto era un debate entre dos personas razonables, y no un 'yo tengo la razón y tú no, y como no me das la razón, y además no quiero ponerme en el lugar de tus ideas para intentar comprenderlas, pues básicamente aduzco que no me lees'
3. Has sacado conclusiones sobre la naturaleza de mi persona basados en una conversación puntual en la que tenemos puntos de vista diferentes. Tu sí me sorprendes muy negativamente.

Alberto Zeal dijo...

No es una cuestión de bajarse del burro, Mónica. Soy lo suficientemente razonable para cambiar una idea si me demuestran de forma adecuada que estoy equivocado. Tú no lo estás haciendo, por lo que no tengo la obligación de cambiar mis ideas.

Evidentemente no me estás leyendo, porque no estás siguiendo mi línea de razonamiento, y ni es tan compleja, ni la estoy expresando de manera que no la entiendas. Y por no leer no quiero decir que no sepas leer, ni que ni te estés tomando la molestia de leer. Simplemente quiere decir que no te estás tomando el tiempo para madurar con tranquilidad mis argumentos.

Por lo demás, si de verdad piensas que yo voy a inferir de ti una forma de ser general por una conversación como esta, lo que realmente me das a entender es lo poquísimo que me conoces. Es obvio que no infiero de ti eso a un nivel completamente general; lo que sí infiero de esta conversación particular es que te estás comportando de esa manera en este momento concreto. Argumentos como el de Belén Esteban o el de los Gandalf así me los atestiguan. Y no me lo esperaba, puesto que no creía que fueras una persona tan cerrada de mente. Pero bueno... Tú misma.

Findûriel dijo...

Mira, Alberto, si tener una opinión diferente al otro interlocutor es tener la mente cerrada, todos la tenemos. Yo creo que el símbolo del portador final de la antorcha y el que encienda la llama en los juegos olímpicos debe seguir siendo alguien relacionado con el mundo del deporte (ya que no me reconoces que todos los que la han llevado desde hace casi 60 años lo sean... los adolescentes de Montreal practicaban atletismo), y tengo mis opiniones. No me gustaría que esa hermosa costumbre se perdiera en una ceremonia de apertura de unos juegos olímpicos. Tú opinas otra cosa.

Que yo utilice analogías no resta importancia a mis argumentos. Por ejemplo, yo no te he contado que no identifico Inglaterra con el Doctor Who porque nunca he visto la serie, y ni siquiera sabía que era británica hasta que empecé a leer comentarios sobre ella a compañeros de la STE en Facebook. Pero claro, eso sí es una observación parcial, que un gran porcentaje de los españoles no lo identifique como símbolo nacional inglés, porque hay un número considerable de ciudadanos del mundo (con televisión) que quizá sí lo haría, y eso cumpliría tu premisa de 'símbolo nacional'.

Haciendo así, una búsqueda rápida, podría cualquiera de los cuatro premios nobel de la Paz ingleses vivos ser candidato bajo esas premisas de valores desprendidos. Pero seguirían sin ser ideales, bajo mi punto de vista, porque sigo manteniendo la idea de que esa parte de la ceremonia debería estar dedicada al mundo del deporte, de los JJOO y de los buenos valores que se desprenden de ellos.

¿Me hace esto tener menos razón? No, me hace tener mi opinión. ¿Hace que tengas menos razón tú? Tampoco, hace que tengas tu opinión. Creo que el hecho de que un blog esté abierto a comentarios invita a comentar, y creo que es productivo también tratar de ver otros puntos de vista.

El hecho de escribir sobre la tolerancia no me hace no tener opiniones formadas. No me ha gustado, por ejemplo, que a una amiga judía le colgaran en su muro de FB un dibujo idealizado de Hitler. Y creo en el derecho que tiene cada uno de expresar su opinión. Esto no me hace intolerante, creo yo, a lo mejor incluso estoy equivocada y no está bien formar debates.

Alberto Zeal dijo...

Pero la cuestión, Mónica, es que tú querías, al principio del debate, que la antorcha la llevara "un atleta que haya merecido ese honor". Mi idea es que la lleve alguien que pueda simbolizar lo que significan los Juegos, sea un atleta que se lo haya merecido por su trayectoria o no. Los chavales de Montreal no se lo merecían, porque, técnicamente, no habían hecho nada para merecerlo. Sin embargo, encarnaban unos valores y, sólo por eso, mereció la pena. Eso es lo que yo defiendo.

Y sí, en esa línea también los premios Nobel serían una magnífica elección... Pero sería menos espectacular, un factor que, por suerte o por desgracia, también juega en este tipo de actos.

Otra cuestión, y lo he dicho ya, es que tú prefieras una ceremonia a la antigua. Me parece respetable, pero no lo comparto. Siempre he creído que las cosas han de evolucionar. Y desde que estoy en la educación, lo creo con mayor firmeza.

No condeno que opines diferente a mí, y no creo haberlo hecho. Simplemente he lamentado la poca atención que has prestado a mis argumentaciones, las cuales he notado que tratas con cierto desdén. Creo, insisto, que no has madurado tranquilamente algunas de las cosas que he dicho; otras cuestiones que has comentado no han sido demasiado acertadas, como, por ejemplo, las analogías. No es tanto una cuestión de diferentes pareceres, como de que el debate se ha salido por la tangente en determinados momentos.

La tolerancia no significa aceptar de cajón cualquier idea; pero sí ser consciente de que no todos vamos a estar de acuerdo y que hay ideas en escalas de grises que se pueden sopesar. El caso de Hitler es muy extremo; éste en concreto es más gris y, por consiguiente, más tolerable.

Y no quiero que comulgues con mi idea; simplemente te la estoy explicando y quiero que la escuches, porque me das a entender que estás haciendo en ocasiones oídos sordos, escudándote en tu idea. Para que me entiendas mejor, este caso es como una película. Te puede gustar más o menos, pero no hay nada absoluto en ella. Es una cuestión de matices, gustos... Y prácticamente todo es discutible y argumentable, pero hay que abrir un poco la mente para que la discusión sea fructífera, y no un diálogo de besugos.

Findûriel dijo...

Con mi primer comentario, sólo quería poner de relieve que, seguramente, la persona que lleve la antorcha será un atleta que reciba reconocimiento a través de ese acto. Más o menos lícito, eso depende del espectador. Pero ahora mismo Inglaterra no tiene 'símbolos' político-histórico-sociales relevantes a los que rendir tributo (como las adolescentes de Montreal o el corredor de Hiroshima, o el atleta paralímpico de España), aunque siempre se pueden buscar. Siempre hay ideas que reivindicar, a través del deporte y los JJOO, o que hacer visibles.

Me parece que me repito, pero prefiero que esta carrera y este encendido sigan vinculados al mundo del deporte como vehículo ya que, como bien señalas, las ceremonias de apertura (al menos en su mayor parte) se centran más en el país anfitrión que en el deporte. Me parece una costumbre a proteger. Creo que lo he dicho en los mensajes anteriores, y la verdad, tanto repetirlo me está cansando físicamente (estoy en el trabajo, y tengo que tener la mente al judaísmo y a los JJOO si quiero hacerle justicia a esta conversación xD).

A mí me parece (de nuevo) que introducir un elemento que no tiene nada que ver en el deporte en este encendido, sea cual sea su naturaleza, es un error. Dr Who me parece tan erróneo como un Nobel de la Paz (si no quieres la analogía de los otros símbolos o personas). Que se haya hecho en el pasado, si se ha hecho, no cambia mi idea. También en una película de Orson Welles sale una persona cantando una saeta en Segovia, y no me gustaría que eso se repitiera en la imagen cinematográfica.

Alberto Zeal dijo...

Sobre los símbolos... Hay una cosa que el Reino Unido tiene a mansalva, y es la pluralidad racial y cultural. Sería muy interesante, por ejemplo, que británicos blancos, negros, hindúes, chinos y árabes portaran los últimos relevos de la antorcha, como símbolo de la unión de la raza humana, por ejemplo. Es lo bueno de los símbolos: no hay que buscarlos, se crean.

Con respecto a lo del atleta, me reitero en lo dicho: prefiero antes un símbolo que un atleta, que puede no representar, con el paso del tiempo, nada en absoluto.

La cuestión es, me da a mí, que entendemos los Juegos desde una óptica diferente. Los Juegos son algo más que deporte; símbolizan lo mejor que hay en el corazón humano. A mí me da igual que un atleta sea el que encienda la antorcha, porque el encendido debe simbolizar una época de paz, en la que el Hombre desplegará todo su potencial, lo mejor que tiene para sobrepasar sus propias barreras. Por eso un símbolo, como el Doctor, puede encarnar ese momento, desde mi punto de vista.

El atleta, además, ya tiene su momento en la ceremonia: el juramento. El encendido es algo más, es el comienzo de dos semanas maravillosas que simbolizan lo mejor del ser humano. Si el Doctor, o cualquier otro símbolo, lo representan, ¿por qué no?

Del mismo modo, insisto, desde el punto de vista del espectáculo, creo que a Londres le vendría bien esa nota discordante, que la haría particular y diferente a todo lo que se ha hecho hasta ahora. Eso le permitiría, a su vez, hacer que la gente no empezara a compararla con Pekín, lo que, en su día, mató a Atlanta.

Narya-Mithrandir dijo...

No me puedo resistir a comentar esta entrada con

1º Un: Allons-y Alonsooo!!! (Alberto ya sabes q como no tengo un Alonso, te ha tocado XDD)

2º Chicos, es tan sencillo como si te gusta lo firmas y si no te gusta no lo firmas. Aquello de los colores...

3º Mónica que sepas que no te perdonaré jamás en la vida que compares a mi adorado Tennant con la Esteban o con la Pantoja. Vamos, recuérdame que te de una real colleja la próxima vez q te vea. También te puedo dar con el destornillador sónico, pero claro, la colleja tiene más encanto.

4º Por si alguien lo dudaba, yo lo he firmado XDDDDD