Páginas

sábado, 1 de enero de 2011

Año nuevo, costumbres antiguas

¡Feliz año nuevo a todos los lectores de Zeality! ¿Qué tal ha ido esa Nochevieja? Espero que todos os lo hayáis pasado francamente bien ^_^ Ya sé que no es nada usual que servidor escriba algo en un día como éste, pero tenía que haceros un anuncio muy importante que implica a Zeality original. A partir de hoy, el acceso a algunas de las entradas de ese espacio no será completamente público, sino que se necesitará introducir una contraseña para poder leerlas y comentarlas. ¿Qué textos no estarán disponibles? Todos aquellos que versen sobre mi vida, como mis recientes resúmenes del año; por el contrario, los que traten sobre deportes, cine, literatura, historia o actualidad seguirán abiertos para que podáis disfrutar de ellos sin limitación alguna.

¿Por qué he tomado esta medida? Dos han sido las razones fundamentales. Para empezar, no quiero que haya mucha información mía circulando por la red ahora que soy profesor. Si bien es cierto que mis verdaderos apellidos jamás aparecen en mis blogs, y que las búsquedas por Google no revelan el paradero de mis rincones virtuales, no tengo ganas de que algún alumno cabroncete me busque por Internet y encuentre más de lo que hubiera soñado. El otro motivo es que, en sus inicios, el Zeality original era un blog al que sólo podían acceder mis contactos del messenger, por lo que era totalmente invisible para el resto del mundo. En otras palabras, era una bitácora dirigida a mis amigos más cercanos, y poco más. Sin embargo, hace unos meses MSN tomó la determinación de mudar mi espacio a WordPress, abriendo las puertas de Zeality de par en par, lo que no me hizo demasiado chiste. Con todo, tampoco lo podía convertir en un blog privado, pues eso os obligaría, mis queridos lectores, a haceros una cuenta de WordPress expresamente para visitarme; una molestia que no estaba dispuesto a consentir.

Ahora, con esta decisión salomónica, recupero la esencia del Zeality original, pero sin quitar a nadie la oportunidad de leer mis textos sobre los Juegos Olímpicos, las temporadas del Cajasol, el Mundial de fútbol cosechado por España, mis críticas de cine y libros, mis análisis de personajes históricos... Así que, ya estáis avisados: si queréis saber lo que acontece en mi vida, pedidme, ya sea por correo electrónico, messenger, teléfono, Facebook, Twitter o en persona, la contraseña, y estaré encantado de ofrecérosla... Siempre y cuando os la merezcáis, claro está :P

Un saludo a todos y, de nuevo, ¡feliz año nuevo!

3 comentarios:

M dijo...

Quiero un passsssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss. Y mil euros.

Ter0n dijo...

Pásatela por Facebook o Tuenti, que ando de guardia y no tengo acceso a íbidems

Ter0n dijo...

Recibida, obviamente. :p

Muchas gracias, primo