Páginas

viernes, 4 de junio de 2010

El grito más popular del mundo

Y no, no me refiero al de Munch. Por si todavía no lo habéis adivinado, este 'post' va a tratar del grito Wilhelm, uno de los efectos sonoros más famosos de la historia del cine, cuyo origen se encuentra en la siguiente escena:



Cuando se estrenó Tambores lejanos el 25 de diciembre de 1951, nadie habría podido imaginarse la trascendencia que tendría aquel agudo chillido que emitió el cantante y actor Sheb Wooley (más conocido por su tema Flying purple people eater). De hecho, como era habitual en las grandes productoras de Hollywood, la Warner Bros se limitó a grabarlo y dejarlo en su archivo, para que cualquier director pudiera disponer de él. Le pusieron de nombre "Grito de hombre atacado por un caimán". ¿Y de dónde viene lo de Wilhelm entonces? Muy sencillo: dos años después de su debut en la pantalla grande, este efecto volvió a emplearse en otro Western, La carga de los jinetes indios, emitiendo el grito un personaje secundario llamado Wilhelm. He aquí el 'histórico' instante:



El grito Wilhelm se empleó con mucha frecuencia en los años 50 (apareció en hasta 11 filmes diferentes de la Warner) y principios de los 60, si bien, gradualmente, fue cayendo en el olvido... Hasta que, en 1974, un editor de sonido llamado Ben Burtt, quien sí se había fijado en la peculiaridad de este chillido, lo descubrió en el registro sonoro del estudio californiano, haciendo uso de él, primero, en La hoja escarlata y, después, en la archiconocida triología de la Guerra de las galaxias. Burtt, padre del ruido de los sables láser de Star Wars y ganador de cuatro Óscars, hizo uso de este efecto en todos sus trabajos, convirtiendo al grito Wilhelm en su seño de identidad.



Burtt fue, de hecho, el que le dio su nombre actual al grito Wilhelm (por los motivos ya expuestos), que se ha utilizado ya en más de 200 títulos, entre ellos los de la saga Indiana Jones, Poltergeist, Willow, Aladdín, Toy Story, Reservoir Dogs, Kill Bill (Tarantino, como no podía ser de otro modo, es fan incondicional de este cliché), la trilogía del Señor de los Anillos... En el siguiente vídeo tenéis una recopilación bastante completa al respecto:



Y en este, un soberbio reportaje (en inglés) sobre este efecto sonoro, el más archiconocido del séptimo arte sin sombra de duda:

5 comentarios:

Findûriel dijo...

Jolines, ¡ME ENCANTA! Lo voy a compartir en el Facebook. Este es el tipo de artículos que pretendo siempre hacer en mi blog... y que últimamente no me salen u.u
¿No es este el grito que suelta el elfo que cae del muro del bajo en Cuernavilla, en la peli de Las Dos Torres?

Findûriel dijo...

Ok, vale, lo acabo de ver en el vídeo recopilación... yo que creía que lo había descubierto u.u

iMeMiNe dijo...

Jorge y yo intentamos identificarlo cada vez que sale, es muy divertido, jajajaja Habrás notado que en Águila Roja lo usan bastante aunque sabrás que sus usos son incontables porque ya se mete como homenaje. ¡Gracias por ponerlo en un post!

Narya-Mithrandir dijo...

Es que cuando algo mola y queda bien hay que seguir usándolo ;)

Como diría Diana ¡¡hay que reciclar!! :P

Ehhh!!! Ya me he puesto al día en tu blog ^^ Ahora tendré que esperar que escribas nuevas entradas.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Findûriel, son esta clase de cosas las q mola leer en un blog!
Seguro q si lo reconozco en alguna peli me voy a acordar de ti Aeglos!

Muy bien, muy bien
:)
(Rodas)