Páginas

martes, 23 de febrero de 2010

Algo ñoñito

Ayer se celebró en TVE la gala en la que se eligió a nuestro representante para el Festival de Eurovisión, que este año acogerá Noruega. Casi todos los 'eurofans' esperábamos que Coral fuese la elegida, compensándosela, al fin, por el robo a mano armada que sufrió en 2008. Pues bien, cuál no fue mi sorpresa esta mañana cuando vi que el ganador no había sido la solista madrileña, sino esta composición:



Por supuesto, no voy a decir que Daniel Diges cante mal. Todo lo contrario, exhibe unas cualidades vocales espectaculares, y un directo sobrecogedor (fruto de su amplia experiencia en musicales tales como We will rock you o Mamma Mía). A su vez, la puesta en escena estaba muy bien trabajada (los bailarines complementaban a la perfección a Diges, y su sincronización era razonable), y la segunda voz no pisaba en ningún momento a la de Diges.

Entonces, ¿por qué me ha sorprendido su selección? Muy sencillo: la canción es floja. MUY floja. Algo pequeñito peca de lenta y ñoña, amén de que su estribillo queda bastante difuso y no termina de enganchar. Obviamente, se ha tratado de plagiar el estilo que, en 2009, encumbró al noruego Alexander Rybak, pero, seamos francos, la misma fórmula no funciona dos años seguidos en Eurovisión. Y con una tonada así (tan clásica y simple), dudo mucho que vayamos a destacar en Oslo.

Sin embargo, puedo llegar a entender por qué el público y el jurado no se decantaron por Coral. Comprobadlo vosotros mismos:



Los nervios, como ya habéis escuchado, volvieron a traicionarla (en 2008 le ocurrió lo mismo a la pobre), echando por tierra una canción que, en el Festival, tendría muchas opciones de quedar en un puesto decente. Sinceramente, me sorprenden las pocas tablas que Coral exhibe en estas finales televisadas. La solista tiene una voz magnífica, y sus composiciones suelen estar en perfecta sintonía con la media de Eurovisión, pero, por H o por B, no termina de explotar todo ese potencial sobre el escenario. Una auténtica lástima...

No obstante, lo verdaderamente triste no fue la derrota de Coral, sino este "esperpento":



Me parece lamentable que TVE haya permitido semejante espectáculo en la gala más vista de los últimos años (más de dos millones y medio de espectadores, y un 15,6% de share). No entiendo cómo no descalificaron a este "personaje", grosero e impresentable, que logró empañar con sus memeces un espectáculo bastante digno. Al menos, los 'eurofans' tenemos el consuelo de que TVE aplicará el año que viene un filtro profesional para evitar que esto se repita... Más vale tarde que nunca, aunque ya podrían haber puesto estos límites con anterioridad.

¿Cómo le irá a Dani Diges? Yo creo que su actuación en Eurovisión será discreta, quedando entre el 15 y el 20 (siendo buenos). ¿Qué opináis vosotros, mis queridos lectores? Espero vuestras respuestas ^_^

2 comentarios:

iMeMiNe dijo...

A mi me gusta Daniel Diges, de hecho era el que más me gustaba... Pero te doy la razón en que tiene como handycap al ganador del año pasado, es demasiado parecida la canción y la puesta en escena. Una pena.

Sobre Coral, es una pena que no le pongan nunca una canción realmente original, de hecho yo voté por ella por lo que he comentado de Diges pero la canción me parecía más de lo mismo. Ha ganado lo mejor de lo que había, ahora a ver qué pasa.

Sobre Cobra ni comento, bastante publicidad gratuíta está consiguiendo ya ¬¬

Narya-Mithrandir dijo...

A mí la canción me parece un poco sosa pero bueno, ya se verá ^^

Y lo del esperpento del Cobra… la verdad es que no sé qué puñetas hacía allí