Páginas

domingo, 31 de mayo de 2009

Victoria moral, derrota real

En su día no escribí nada del fenómeno Susan Boyle por una razón muy simple: todo el mundo hablaba de ello, y nada nuevo podía aportar yo a lo que ya se decía de su prodigiosa voz (fuera aparte de que tres personas se me adelantaron en sus respectivos blogs, y no deseaba que me acusaran de plagio :P). Sin embargo, hoy sí voy a hacerlo, brevemente, para mostrar mi disconformidad con todo lo que le ha ocurrido estas semanas a esta humilde escocesa.

Desde que su actuación en Britain's got talent maravillase al mundo entero gracias a Youtube, la prensa inglesa ha acosado a Boyle en todos los sentidos posibles: cercando su humilde casa, rebuscando en su pasado, sacando sus trapos sucios... La pobre mujer, lógicamente agobiada, sufrió varios ataques de nervios, incluso en frente de las cámaras, a las que (dicen) agredió. No es de extrañar. Si yo sobresaliera como ella por mi talento, no me gustaría que los medios me juzgaran, me analizaran y no me dejaran en paz ni un segundo. No es la típica 'famosilla' de tres al cuarto que busca la atención de los 'paparazzi' para sacar dinero con exclusivas. Es una mujer sencilla que solo quería ganar un concurso con su inmensa voz.

Una corriente de crítica a Susan Boyle se ha cernido sobre ella estas dos últimas semanas y, como consecuencia de ello, este fin de semana perdió contra todo pronóstico la final ante un grupo de bailarines que, sin ser malos (ni muchísimo menos), no tiene lo que esta mujer ofrece. Me ha parecido sumamente injusto que Boyle haya perdido el concurso por culpa de los medios de comunicación y, por qué no decirlo, de la absurda gente que se traga todo lo que los ignominiosos tabloides ingleses sacan. Como periodista, me avergüenza este tipo de prensa, y espero, de todo corazón, que Susan pueda dejar de soñar su sueño, y empezar a vivirlo, aunque no haya ganado.

Susan, todos seguimos contigo.

2 comentarios:

iMeMiNe dijo...

Solo puedo aplaudirte esta entrada, Alberto :P Aunque yo fuera acusada de plagio en su momento justamente :P Y debo añadir que al leer el título pensé que hablarías del Betis, jajajaja. Aunque no creo que hayan tenido victoria moral de ningún tipo.

¿Sabes qué creo? Que la reina se va a llevar un chasco cuando vea que no es Susan Boyle la que va a actuar en su presencia ;)

Narya-Mithrandir dijo...

Esperemos que encuentre la manera de dedicarse a la música sin tener que aguantar las idioteces de la gente. Con lo que molaría escucharla en un musical.