Páginas

lunes, 15 de diciembre de 2008

¡Qué pena que no le diera!

Ante esta noticia, solo puedo decir una cosa: ¡olé sus cojones! No es que sean las mejores formas, pero nadie puede negar que se lo ha ganado a pulso.

"¡Toma tu beso de despedida, pedazo de perro!"

Un periodista iraquí ha tirado sus dos zapatos al presidente de EEUU George W. Bush y le ha insultado mientras participaba con el primer ministro iraquí en una rueda de prensa en Bagdad.

Aunque ambos mandatarios se encontraban en las oficinas privadas de Nouri al-Maliki, el reportero, que asistía al evento desde la tercera fila, ha gritado: "¡Toma tu beso de despedida, pedazo de perro!", y le ha lanzado los zapatos, uno detrás del otro, al presidente estadounidense.

El presidente de EEUU
logró evitar el golpe, tras lo cual los miembros del equipo de seguridad redujeron al atacante, lo detuvieron y lo sacaron de la sala, según testigos presentes en la rueda de prensa. En Irak, igual que en gran parte del mundo árabe, arrojar un zapato es una de las mayores ofensas que se pueden cometer contra una persona, al igual que llamarlo "perro".

4 comentarios:

Arwen Undómiel dijo...

Se lo merece.

Celebnár dijo...

Pues sí, eso es poco para lo que se merece... y más en esas tierras a las que tanto "bien" ha hecho.

Narya-Mithrandir dijo...

Jajajaja Es que cada vez que veo el vídeo me parto yo sola. A la cárcel por zapatazo XDDD

iMeMiNe dijo...

Merecerse Bush se merece que le metan astillitas entre las uñas... Pero de ahí a la falta de profesionalidad del periodista. La violencia gubernamental de Bush no se debe enfrentar con violencia "zapateril", ¿qué soluciona eso? Un periodista tiene otras armas y mucho mejores, todo sea dicho ;)