Páginas

miércoles, 21 de mayo de 2008

Una semifinal algo insulsa

Bueno, no me equivoqué en exceso con mis predicciones de la primera semifinal de Eurovisión, que tuvo lugar ayer. Muchas de las que dije que pasarían, efectivamente, se clasificaron para la final de este sábado, aunque he de reconocer que la jornada no estuvo exenta de sorpresas y, por supuesto, decepciones.

En este sentido, me sorprendió muy negativamente Gisela y su Casanova. La canción era francamente buena para este Festival, pero la defensa que hizo la triunfita fue horrorosa. No estuvo muy atinada durante la actuación y, para colmo, su estilismo fue vomitívo, con una especie de coraza de bronce, un ¿casco? en plan conceptual y un peinado horroroso a más no poder. ¿Consecuencia? Que Andorra se quedó fuera de la final por quinto año consecutivo. Esto es lo que pasa cuando no sabes defender tu composición.

Aunque también se dio ayer el caso contrario. La holandesa Hind brilló sobre el escenario con una canción que, tal como expuse ayer, no la veía muy destacable. Sin embargo, en Belgrado supo sacarle mucho jugo, con un perfecto cuidado de los matices y mucha presencia en la escena. Por desgracia, el público europeo no valoró a la artista neerlandesa en su justa medida, y tampoco logró su pase a la final.

Sí dio la sorpresa Israel, con la que no contaba en mis previsiones. Dana Internacional ha sabido darle su toque a esta composición, que estuvo muy bien defendida por Boaz. No me pareció mal que se metiese, pero creo que Holanda y Montenegro se merecían más el billete para el sábado. No obstante, no es Israel la que me da tres patadas que esté en la final. Lo son Grecia y Noruega. Ninguna de estas dos composiciones destacan en algo, como ya os comenté ayer, y su puesta en escena durante la semifinal no cambió en absoluto mi opinión. La tonada helena, si acaso, brilla porque la cantante se pone a "menear" las caderas (como Shakira, dijo Uribarri...) y es mona, pero nada más. Ninguna de las dos debería estar en la final, pero ya sabéis, Eurovisión y sus votos vecinales, que, como me temía, salvaron a Bosnia...

Curiosamente, no sucedió lo mismo con Letonia, cuya apuesta era bastante más simpática que la de los bosnios. Se demuestra, una vez más, que Bosnia puede mandar a un perro con falda ladrando y un gordo eruptando al lado, que logrará quedar bien. Da igual lo estrafalaria que sea su puesta en escena (lo de las novias del "coro" fue... indescriptible) o su canción, terminará entre las diez primeras, o por ahí. Es ridículo.
No tuvo la misma suerte Irlanda, por desgracia. Como ha dicho Rocío en uno de sus comentarios, se quedó fuera, pese a que su apuesta era muy divertida y original. Lamentablemente, Europa no valoró en absoluto la broma que los irlandeses gastaron al resto del continente, por lo que el Pavo Dustin será la gran ausencia de la final de Belgrado. Eso sí, con los fracasos irlandés y letón se demuestra, una vez más, que en Eurovisión lo friki rara vez triunfa... Un claro aviso de lo que podría ocurrir este sábado con el Chiki Chiki.

Rusia, por supuesto, logró clasificarse, confirmándose como una de las principales favoritas al título pese a su austera (aunque inteligente) puesta en escena. También ganaron su billete Armenia, Azerbayán, Finlandia y Polonia, tal como predije, amén de Rumanía, que imagino que se habrá salvado por los votos de los rumanos inmigrantes en España. Con todo, no termino de estar del todo satisfecho con los finalistas que veremos el sábado, pero, al menos, parece que Europa votará con cierto criterio este sábado. Veremos qué ocurre mañana en la segunda semifinal, de la que os haré otro análisis pormenorizado ^_^

Un saludo a todos ^_^

4 comentarios:

Narya-Mithrandir dijo...

Pues ya nos contarás ^^
La verdad es que quitando al Chiki-Chiki de las narices que lo ponen por todos lados el resto de las canciones no las he escuchado así que no puedo opinar :-P

iMeMiNe dijo...

Pero el Chiki Chiki no es friki, es el gran hit de Eurovisión... Pegadiza, fresca, original... Además recuerda que la letra es de Santiago Segura y la música de Pedro Guerra :P Además, ¿qué más da? Si todos los que van a Eurovisión luego fracasan como artistas, mejor que no vayan los buenos :)

Arwen Undómiel dijo...

Mmmmmm.... pegadiza quizás, original lo acepto, pero fresca... No sé a mí me da la impresión de cuando te metes en una sauna un día de bochorno, que fresca, fresca, pues no es, de todas manera ya veremos lo que sale.

Alberto Zeal dijo...

Santiago Segura, señora mía, es lo más friki q hay en nuestro cine XD Me estás demostrando justo lo contrario, querida mía. Y te repito lo q te dije hace unos meses:

"¿El estribillo fresco? Pegadizo lo es por una sencilla razón: es reaggeton, q es ya de por sí pegadizo. Pero fresco... No sé, yo es que he visto ya muchos abortos musicales de ese tipo, estilo La Bomba y demás. Esto no deja de ser una parodia de esas "canciones", y ojo, la aprecio como tal (como ya he dicho en este texto), y la apoyaría plenamente como canción del verano. Pero la parodia, en sí, no se va a apreciar en Eurovisión. Los europeos sólo van a ver a un tío disfrazado de un Elvis peculiar, cantando una canción muy plomiza (por culpa de la extensión, q ha sido un nuevo error); no van a entender por qué hemos mandado esto"